El Capitan Bernabe de las Casas, vecino y Alcalde Ordinario de esta villa de Cerralvo

Fondo: Villa de Cerralvo
Seccion de Fondo: Tierras
Serie: Arrendamientos
Titulo: Arrendamiento de hacienda
Lengua: ESPAÑOL
Lugar: VILLA DE CERRALVO
Fecha: 03/Nov/1626
Fojas: 1
Coleccion: PROTOCOLOS
Volumen: 1
Expediente: 13
Folio: 1
Notas: ESTE EXPEDIENTE FISICAMENTE ESTA EN RAMO CIVIL PERO
PERTENECE A PROTOCOLOS.
Descripcion: Protocolos. Ramo Civil.
El Capitan Bernabe de las Casas, vecino y Alcalde Ordinario de esta villa de
Cerralvo, ” cabecera de la gobernacion del Nuevo Reino de Leon”, da en
arrendamiento al Licenciado Juan de Ortega Santelices, Dean de la Catedral
de Guadalajara, “una hacienda e ingenio que tengo en el puesto de las
Salinas, termino desta villa, de metales de plata y plomo, con las minas que
tengo registradas, labradas y voy labrando y beneficiando, en el cerro y
descubrimiento de San Nicolas Tolentino…” Por cinco años, a contar del
primero de diciembre de 1626, hasta igual fecha de 1631. Por 2,500 pesos,
de oro comun, al año. Confiesa tener recibidos 6,699 pesos y un tomin, “que
dicho licenciado me dio satisfizo de cosas para el avio de mis haciendas, asi
la de fundicion como la de labor y deudas que por mi tiene pagadas a
diferentes personas”; y de lo restante le ha de dar el Dean 2,500 pesos, ” los
cuales he reservado para mi plato y sustento de mi casa y familia”. El Dean
le dara 500 pesos cada año, y 3,300 pesos y 7 tomines a sus herederos,
tambien al año. Se obliga, ademas, el Dean, a “beneficiar dos hornos, y si
pudiere en adelante ha de acrecentar otro, de suerte que beneficie tres
hornos”. Y lo que tuviere sacado al concluir el contrato, si quisiere
beneficiarlo ahi, le pagara el flete o se lo vendera. Y si quisiere pasar el
ingenio, por comodidad, “al ancon que esta enfrente del camino que baja de
las minas y se encuentra con el que baja a lo de Juan Perez de los Rios, lo
haga”, pero, fenecido el contrato, lo volvera a su sitio. El otorgante le pagara
todas la mejoras. Ademas, le da las cosas siguientes: “ingenio de fundicion,
http://www.genealogia.org.mx
119
con dos paradas de fuelles, la un de afinar y la otra de fundir, asimismo con
sus cañones; dos alcribises gastados, una barra y desengrasador; la
herramienta de afinar; tres tiradores de fuelle de cigüeña; dos tiradores
grandes, do los que traian; cuatro paradas de fuelles, con sus peronos; dos
tinas, dos arneros de lavar metales; dos rodeznos, una cigüeña, un molino
de moler metales, con sus mazos; dos azadones, escoplo, azuela y dos
barrenas; seis barras de minas, dos almadanetas grandes; cuatro cuñas;
diez bestias mulares, siete burros y burras; seis enjalmas con sus aparejos,
doce costales, cuatro carretas con sus cuartas y yugos y coyundas; veinte
bueyes mansos y diez novillos; diez hachas de carbonera, dos azadones de
lo propio, una azuela y escoplo; los indios laborios, excepto Francisco
Altamirano, porque en su lugar le doy a su yerno; la rancheria de la gente
coatae, donde estan los fundidores con sus Capitanes y aliados a ellos; la
gente guachichila del indio Juan Alonso…” Ante don Martin de Zavala,
Alguacil Mayor, Gobernador y Capitan General. Testigos el Bachiller Pedro
de la Cerda, el Licenciado Juan Ruiz, Abogado de la Real Audiencia de la
Nueva España, y Alonso Diez de Camuño. Villa de Cerralvo, 3 de noviembre
de 1626. Testimonio autorizado por Juan de Abrego, Secretario, y firmado
por el Licenciado Juan Ruiz.